Anestesia Regional
Nuevo Tratamiento para la Evacuación del Hematoma Epidural Lumbo-torácico
 

Susan C. Harvey, MD et al. (1) de la Universidad de Medicina de Charleston, Carolina del Sur, reportaron recientemente un caso de hematoma epidural detectado por punción epidural. Se trata de un paciente masculino de 75 años de edad que fue intervenido quirúrgicamente, efectuándole un puente femoral distal a la arteria tibial posterior bajo bloqueo epidural lumbar. Después de 10 días de postoperatorio se quejó de dolor en el pie izquierdo. Al repetirse la arteriografía se diagnosticó estenosis parcial por arriba del cabo distal del puente arterial. Se volvió a practicar bloqueo epidural. Las pruebas de coagulación eran normales. Al puncionar el espacio epidural con la aguja de Tuohy del No.18 a nivel L3-L4, se expulsó bajo presión y a través de la aguja sangre semilíquida, negruzca y con sedimento. Después de haber salido 10 ml de esta sangre color negro, no continuó la salida de la misma pasivamente o por aspiración gentil. La aguja fue retirada del espacio epidural y desechada, cambiándose a técnica anestésica espinal en el interespacio L2-L3. Se continuó sin contratiempos el evento quirúrgico. Se realizó una tomografía axial computarizada sin medio de contraste de columna lumbar en el postoperatorio, la cual no fue concluyente. Sin embargo, una resonancia magnética de L2-L4 revelaba hematoma epidural en el interespacio L2-L4. El paciente evolucionó sin ninguna alteración neurológica y fue dado de alta al 6º día de postoperatorio.

1. Harvey SC, Roland PJ, Cure JK, Cuddy BG, O`Neil MG. Spinal epidural hematoma detected by lumbar epidural puncture.Anesth Analg 1997;84:1136-9 Comentario: el Dr. Joseph Eldor, inventor de la aguja que lleva su mismo nombre, sugirió un año y medio antes de este evento en Gasnet Discussion Group, que la evacuación de un hematoma epidural podría realizarse por medio de una aguja de Tuohy y/o catéter, previo al tratamiento quirúrgico. El caso reportado por Harvey et al. muestra que esto no sólo es posible, sino que debería ser el primer tratamiento para evacuar el hematoma antes que la intervención quirúrgica. Como siempre, Mark Twain estaba en lo correcto: "Nombra al más grande de todos los inventores. Accidente..."

Joseph Eldor, MD
Telefax: 972-2-835744
E-mail: a1b2c3d4@netvision.net.il

 
Reporte de un caso:
Una mujer de 24 años de edad se le practicó bloqueo epidural lumbar para analgesia obstétrica para trabajo de parto. El anestesiólogo comentó a la paciente le realizaría un bloqueo epidural-espinal lumbar, es decir técnica mixta. La presión arterial era de 110/80 mmHg y un pulso de 100 latidos por minuto. La paciente recibió 1000 ml de sol. hartmann antes del procedimiento. Descansando sobre su lado derecho y en "posición epidural" se insertó una aguja Eldor No.18 (Alexander Medical Inc.,Coral Springs, FL) en el interespacio L2-L3. Después de identificar el espacio epidural se insertó un catéter No.20 y se administró una dosis de prueba de 3 ml de lidocaína 2% c/epinefrina. Dos minutos después se introdujo la aguja espinal 26 G de doble orificio y punta de lápiz, la cual es parte integral del paquete de esta aguja de Eldor, en el espacio subaracnoideo. Después de fluir LCR por el adaptador de la aguja espinal se inyectaron 15 mcg de fentanyl. La aguja espinal se retira y así también la aguja de Eldor, dejando el catéter en el espacio epidural. La paciente presentó buena analgesia durante las contracciones y era capaz de mover sus piernas. Una hora después la paciente presentó su expulsivo con muy poco dolor. Una hora después la paciente se queja de no poder ambas piernas. Se sospecha de un hematoma epidural y es llevada inmediatamente a tomografía computarizada donde se confirma el diagnóstico de hematoma. En el cuarto de tomografía se vuelve a colocar a la paciente sobre su lado derecho y en flexión, insertándose una aguja epidural No.18 en el espacio subaracnoideo L1-L2. Se introduce un catéter epidural en este espacio y fluye líquido cefalorraquídeo hemático. Otra aguja epidural No.18 se introduce en el espacio epidural en nivel L3-L4 evacuándose de 20 a 30 ml de sangre. También se deja catéter epidural. Cinco minutos después la paciente es capaz de mover ambas piernas. La paciente fue vigilada durante dos días en un servicio de terapia intensiva sin presentar nuevamente la parálisis de los miembros inferiores. Ambos catétres, espinal y epidural, fueron retirados dos días después del suceso. La paciente egresa a su casa.
Comentario: Este caso no sucedió realmente. Sólo es para describir el tratamiento potencial para la evacuación o drenaje del hematoma epidural por medio de la aguja y catéteres epidural y espinal. Agradeceré cualquier comentario. Gracias.
Joseph Eldor, MD
Telefax: 972-2-835744
E-mail: a1b2c3d4@netvision.net.il
RegresarHomepageIndice GeneralEscríbanos
Página electrónica propiedad del  Dr. Luis Federico Higgins Guerra. Derechos de autor para Anestesiología Mexicana en Internet® (www.anestesia.com.mx) y logo. Las afirmaciones y opiniones expresadas en esta página electrónica reflejan única y exclusivamente el enfoque del autor.