Anestesiólogos Mexicanos en Internet®
División
Epiduroscopía
 
Traducción: Dr. Luis F. Higgins G.
Médico Anestesiólogo.
Ciudad de México.
 

Método endoscópico para el diagnóstico y tratamiento de síndromes dolorosos de la médula espinal (Anesteziol Reanimatol 1996 Jul;4:62-64) Shutze G, Kurtze G, Grol, Enns E. La endoscopía del espacio epidural -epiduroscopía- es una nueva técnica de visualización en el diagnóstico y tratamiento de los síndromes dolorosos de la médula espinal. Para la investigación del espacio epidural puede usarse tanto un endoscopio flexible y direccionable con un diámetro externo de 2.5 mm o un epiduroscopio que incluya catéter flexible. Las estructuras anatómicas epidurales como la duramadre, tejido conectivo, venas epidurales, fibras nerviosas y tejido adiposo, pueden ser fácilmente identificados. Además es posible identificar estructuras patológicas como procesos adherenciales, cicatrizales y fibrosis. Gracias a la epiduroscopía un catéter flexible puede colocarse en el espacio epidural en pacientes con síndromes dolorosos crónicos para una administración continua intratecal de opiodes o para adherensiolisis epidural. La epiduroscopía percutánea, una nueva tecnología micro-endoscópica invasiva, permite ampliar más el potencial terapéutico en síndromes dolorosos crónicos y diagnósticos.

Epiduroscopía
 

El espacio epidural lumbar en pacientes examinados con epiduroscopio (Anesth Analg 1989 Feb;68[2]:157-160). Blomberg RG, Olsson SS. Department of Anesthesia, Central Hospital, Norrkoping, Sweden. Se realizó epiduroscopía percutánea a 10 pacientes con el propósito de comparar el espacio epidural en pacientes a quienes se realizaría hemilaminectomía por hernia lumbar de disco. De los pacientes programados para cirugía, sólo a 8 de ellos se les pudo practicar la epiduroscopía. La visualización de ésta tuvo sus limitaciones. El espacio epidural tuvo que ampliarse -"abrirse"- temporalmente y mediante la inyección de aire. La duramadre yacía más cerca de lo normal del ligamento amarillo y pegada a este mismo ligamento por medio de una banda de tejido conectivo dorsomedial. Esta banda fue identificada en ocho de los pacientes estudiados y provocaba un repliegue dorsal de la duramadre. Un catéter epidural fue introducido 2 a 5 cm dentro del espacio epidural por medio de punción media en 4 pacientes y punción paramedia en los otros 4 restantes. El catéter se pudo visualizar sólo en 2 pacientes de abordaje paramediano. En cambio, en los de abordaje medio, en ninguno pudo verse el catéter. En 2 de los 10 pacientes se causó un sangrado epidural moderado que hizo imposible el examen epiduroscópico. Un sangrado mucho menor fue observado en otros 3 de los pacientes. La hemilaminectomía que se realizó uno o dos espacios por debajo de la epiduroscopía previa, no reveló datos de sangrado en ninguno de los pacientes. El postoperatorio de los pacientes fue muy satisfactorio.

 

Ventajas técnicas del abordaje paramedial en la punción epidural y la introducción del catéter. Estudio usando epiduroscopio en autopsias. (Anaesthesia 1988, Oct;43(10):837-843). Blomberg RG. Department of Anaesthesia, Central Hospital, Norrkoping, Sweden. El espacio epidural durante 14 autopsias se examinó con epiduroscopio. El objetivo era comparar los abordajes medio y paramedio para localizar el espacio epidural, el grado de riesgo para puncionar la duramadre, la dirección tomada por el catéter después de su introducción y, muy especialmente, la influencia que ejerce la banda de tejido conectivo dorsomedial. La aguja paramedial recorrió mayor distancia entre el espacio epidural antes de hacer contacto con la duramadre y demostró menor riesgo de punción dural accidental. El catéter introducido por vía paramedial no causó rechazamiento de la duramadre -efecto de "tienda de campaña"-, y tomó una dirección cefálica en los 14 casos estudiados. El catéter introducido por vía medial provocó "rechazamiento" de la dura y su dirección fue muy variable. Las diferencias fueron estadísticamente significativas. La influencia de la banda de tejido conectivo dorsomedial fue mucho mayor en el comportamiento del catéter por punción medial.

 
La banda de tejido conectivo dorsomedial en el espacio epidural en humanos: estudio anatómico por epiduroscopía en autopsias. Anesth Analg 1986 Jul;65(7):747-752. Blomberg R. Un estudio anatómico del espacio epidural en 48 autopsias se realizó con epiduroscopio. En todos los casos se encontró una banda de tejido conectivo en la línea media del espacio epidural entre la duramadre y el ligamento amarillo. El aspecto de esta banda variaba de una banda de múltiples hebras de tejido conectivo hasta una membrana estructurada completamente. Esta banda conectiva fijaba a la duramadre con el ligamento amarillo e, inclusive, estrechaba este espacio en la línea media.

EpiduroscopioRiesgo de migración del catéter durante el bloqueo combinado epidural-espinal: estudio por epiduroscopía. Anesth Analg 1995 Apr;80(4):747-753. Holmstrom B, Rawal N, Axelsson K, Nydahl PA. Department of Anesthesiology, Lindesbergs Hospital, Sweden. El bloqueo combinado epidural-espinal (CEE) por medio de la aguja espinal a través de aguja epidural ha aumentado su uso en años recientes. Pero el riesgo de que el catéter epidural pueda penetrar la duramadre a través de el orificio producido por la aguja espinal (migración) es causa de preocupación. En 15 cadáveres frescos se practicó epiduroscopía percutánea con epiduroscopio rígido y la filmación para valorar visualmente el riesgo de migración de catéter cuando se realizaba bloqueo CEE. La secuencia experimental incluyó: (a) un orificio hecho en duramadre por la aguja espinal, (b) múltiples -cinco- orificios hechos por la aguja espinal, y (c) un orificio en duramadre producido por la aguja de Tuohy. 24 secuencias experimentales fueron realizadas en la región lumbar. Cuatro eventos fueron fallidos debido a dificultades técnicas. En los 20 casos restantes las estructuras anatómicas epidurales fueron fácilmente reconocidas. El espacio epidural es un espacio potencial (espacio virtual), el cual pudo ampliarse por medio de la inyección por el epiduroscopio de aire o de solución salina. Se observó claramente la dificultad del catéter epidural para penetrar los orificios provocados por la aguja epidural y espinal. En todos los casos se observó rechazamiento -efecto de "tienda de campaña"- de la duramadre. Fue imposible forzar la penetración de un catéter epidural 18 a través del orificio dural causado por una aguja espinal calibre 25. Después de múltiples punciones (5) de la duramadre por la aguja espinal, el catéter epidural sólo penetraba estos orificios en la dura en 1 entre 20 casos. El catéter epidural penetraba el orificio de la dura provocado por aguja de Touhy en 9 de 20 casos. La distribución de la grasa, más que la banda de tejido conectivo dorsomedial, era la que influía en el curso y dirección tomados por el catéter epidural.
 
Método para epiduroscopia y espinaloscopía. Presentación de resultados preliminares. Acta Anaesthesiol Scand 1985 Jan;29(1):113-116. Blomberg R. Métodos para observación endoscópica del espacio epidural -epiduroscopía-, y del espacio subaracnoideo -espinaloscopía-, en la región lumbar se describen usando el Selfoscopio Olympus SES 1711 S. Los resultados preliminares de 30 epiduroscopías (28 con éxito) en sujetos de autopsia, son presentados. Se practicaron 5 espinaloscopías en sujetos de autopsia. Los resultados justifican la conclusión de que la epiduroscopía y espinaloscopía son métodos que pueden usarse para observar las diferentes variaciones (normales o patológicas) en el contenido del espacio epidural o subaracnoideo.
RegresarHomepageIndice GeneralEscríbanos
Página electrónica propiedad del  Dr. Luis Federico Higgins Guerra. Derechos de autor para Anestesiología Mexicana en Internet® (www.anestesia.com.mx) y logo. Las afirmaciones y opiniones expresadas en esta página electrónica reflejan única y exclusivamente el enfoque del autor.