Anestesiología Mexicana en Internet®
División
Dr. Luis Cabrerizo Torrico.  Febrero 9, 1998. Clínica San Pedro, Cochabamba, Bolivia. Quisiera saber la experiencia que existe con el manejo de la cefalea postpunción de duramadre. Si bien es sabido que el tratamiento de elección es el parche hemático, luego que han fracasado las medidas generales, me interesaría saber las complicaciones que tuvieron por su utilización. Por otra parte, saber cuál es la experiencia sobre el manejo farmacológico de la cefalea postpunción, en lo referente a la cafeína y, más recientemente, con el sumatriptán -un antijaquecoso. Pues haciendo una revisión retrospectiva he visto que la mayoría de pacientes con cefalea postpunción tienen antecedentes de ser portadores de jaquecas [temas - enviar pregunta - enviar respuesta]
 
Resp.17b  Julio 10, 1998.  Dr. Jorge Bentancur.  Hosp. Florida, Cd. Florida, Uruguay. Si bien no tengo experiencia personal en el parche hemático, sí la tiene un colega amigo con resultados muy buenos en cuanto a la remisión de la cefalea que no había cedido con medidas médicas. Pudimos comprobar que el alivio es casi inmediato con unos 15 a 20 ml de sangre peridural [temas - enviar pregunta - enviar respuesta]
Resp.17c  Julio 18, 1998.  Dr. Edwin Suárez.  Hosp. Clínica Vitarte, Lima, Perú. Estimados colegas: tengo entendido que el tratamiento con pache epidural es el de primera indicación cuando existe cefalea postpunción y que no revierte con tratamientos convencionales, y que el paciente sigue hospitalizado por razón de la cefalea; particularmente por cefaleas con agujas No.25 y 26, utilizo solamente 5 cc de sangre autóloga. Precisamente estoy armando un trabajo comparativo con sangre autóloga con 20 cc, que es lo clásico. Mi observación empírica es que es igual [temas - enviar pregunta - enviar respuesta]
Resp.17d  Julio 23, 1998.  Dr. Juán José Barrera Vidal.  Hosp. Gral. zona 2A IMSS "Francisco del Paso y Troncoso", México, D. F. En relación a su pregunta sobre el tratamiento de la cefalea producida por punción de la duramadre, en mi experiencia personal considero que la cefalea varía mucho la sintomatología dependiendo del calibre de la aguja. Cuando utilizo aguja calibre 23 o 25 para bloqueo subaracnoideo solamente dejo salir una gota de L.C.R. y administro el anestésico y muy rara vez manifiesta cefalea el paciente, en cambio cuando utilizamos la aguja de Thouy calibre 17 y perforamos accidentalmente la dura la sintomatología se presenta de inmediato siendo la más importante la cefalea. En nuestro hospital se utiliza de primera intención los métodos tradicionales conservadores como reposo absoluto, hidratación oral con ingesta abundante de líquidos, analgésicos corticoides y en ocasiones sedantes. Cuando el paciente a pesar de estos métodos persiste con sintomatología florida, recurrimos al parche hemático de sangre autóloga con resultados satisfactorios. En lo personal aplico el parche hemático a pacientes que manifiestan de inmediato cefalea intensa por punción dural accidental, una hora después de desaparecer los efectos anestésicos del bloqueo. Como el objetivo del parche hemático es producir un tapón en el orificio de la dura perforada, solamente administro 8 o 10 ml. de sangre en el sitio de la punción y no hemos tenido alguna complicación. Considero que 20 ml de sangre es un volumen muy grande y, que en ocasiones puede producir compresión de las estructuras medulares, motivo por el cual los pacientes se quejan de dolor intenso en las extremidades inferiores y posteriormente presentar paresias y torpeza al caminar, así como el riesgo de producir reacción de fibrosis en el espacio peridural y dificultar la aplicación de un futuro bloqueo [temas - enviar pregunta - enviar respuesta]
Resp.17e  Julio 25, 1998.  Dr. Jorge Caparros.  Hosp. Regional "Río Gallegos", Cd. Río Gallegos, Argentina. Estimado colega: La semana pasada realicé un parche hemático por cefalea postpunción dural, realizada con aguja calibre 25. En mi opinión me parece que son suficientes solo 7 cm cúbicos de sangre para tratar el cuadro. Realmente me asombré del resultado [temas - enviar pregunta - enviar respuesta]
Resp.17f   Enero 24, 1999.  Dr. José Luis Montiel.  Hosp. Reg. No.1 IMSS, Querétaro de Santiago, Querétaro, México. Estimado Dr. Luis Cabrerizo: El que le escribe junto con dos compañeros de trabajo tenemos aprox. 10 años de experiencia de manejar la cefalea postpunción de dura, perfectamente bien dignosticado, con parche hemático con sólo 5 a 7 ml de sangre autóloga administrada en condiciones totalmente asépticas, y que además reúnan ciertas condiciones (las pacientes) para su aplicación, sin complicaciones. Su servidor ha hecho trabajos de investigación exahustiva y bien protocolizada, y le diré que en nuestro medio sólo tenemos el 32.7% de cefalea en punciones advertidas y con aguja de Touhy No.16, y créame no todas dan sintomatología. En otros estudios hemos esperado hasta que la sintomatología se presente y aplicamos los otros manejos existentes y no funcionan. El parche hématico aplicado en condiciones asépticas no debe tener complicaciones. Con respecto a la respuesta del Dr. Betancourt, le diré que 15 a 20 ml en el espacio epidural sí son en extremo peligrosos, pues hemos observado, con cantidades arriba de los 15 ml, verdaderos efectos de compresión que han requerido de laminectomía de urgencia [temas - enviar pregunta - enviar respuesta]
Resp.17g  Enero 29, 1999.  Dr. Amado Torres Martínez.  Hosp. Obrero No.7, Tarija, Bolivia. Nosotros utilizamos neostigmina 0.5 mg intramuscular cada 6 horas, además de hidratación parenteral con soluciones isoosmolares, naturalmente en reposo con el cuerpo en posición horizontal. La neostigmina estimularía la formación de LCR. Nos parece que el parche hemático conlleva demasiado riesgo, incluso en pequeños volúmenes (5-7 cc). No se descarta incluso la formación de abscesos peridurales [temas - enviar pregunta - enviar respuesta]
Resp.17h  Mayo 12, 2000.  Dr. Octavio Castillero - Dr. Israel Tapia.  Hosp. Universitario de San Luis Potosí, San Luis Potosí, México. Estamos de acuerdo en que el tratamiento conservador es el más adecuado, en el manejo de la cefalea postpunción de la duramadre. Mientras menor es el calibre de la aguja menos incidencia de cefalea habrá. Hemos manejado algunos casos en forma ambulatoria de cefalea postpunción con aguja número 22, hecha por radiólogos o neurocirujanos, con hidratación oral abundante, vendaje abdominal con vendas de 30 cm apretada, y en posición decúbito prono, por 8 horas, hemos obtenido respuesta favorables sin tener que llegar al uso de parche hemático. Creo que el parche hemático es riesgoso, no exento de complicaciones y más si se aplican grandes volúmenes; cuando lo hemos utilizado ha sido de 5 a 7 ml de sangre autóloga [temas - enviar pregunta - enviar respuesta]
 
Homepage Indice General Escríbenos
Página electrónica propiedad del  Dr. Luis Federico Higgins Guerra. Derechos de autor para Anestesiología Mexicana en Internet® (www.anestesia.com.mx) y logo. Las afirmaciones y opiniones expresadas en esta página electrónica reflejan única y exclusivamente el enfoque del autor.